INFORMAMOS.NETINFORMAMOS.NET - PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION
  PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION

NOVEDADES  EMPRESARIALES     -    TECNOLOGIA      -   SALUD     -    CULTURA      -   TELECOMUNICACIONES         -

Colombia                                                    2017

index_telecomunicaciones2_boton.jpg

index_tecnologia2_boton.jpg

index_empresarial2_boton.jpg

index_cultura2_boton.jpg

wpeF0.jpg (1167 bytes)

wpeED.jpg (1226 bytes)

index_turismo2_boton.jpg

index_principal3_boton.jpg

CONTACTENOS

INFORMAMOS.NET

Multimedios Publicitarios & Merchandising

 

mpm_boligrafo_vendome1

 

mpm_boligrafos_promocionales_ppal

 

souvenirs_1.jpg

 

INFORMAMOS.NET

 

llaveros_ppal.jpg

 

mpm_mug_pocillos_ppal

 

paraguas_ppal.jpg

 

wpe10B.jpg (3070 bytes)

 

wpe10C.jpg (2273 bytes)

 

wpe110.jpg (2206 bytes)

 

wpe114.jpg (2111 bytes)

 

wpe119.jpg (1412 bytes)

 

variedades_porta_cds_fabric2_ppal.jpg

 

mpm_puerto_usb_pp

 

mpm_set_dardos_ppal

 

mpm_gorras_ppal

 

mpm_radios_ppal

 

mpm_calculadoras_ppal

 

mpm_portatarjetas_ppal

 

mpm_mug_pocillos_ppal

 

mpm_portadocumentos_ppal

 

mpm_chaquetas_ppal

INFORMAMOS.NET

La hiperplasia Benigna Prostática (HBP) afecta a hombres mayores de 40 años, un control médico a tiempo puede evitar problemas mayores: Cuando la próstata crece y crece...

  • La edad y las hormonas juegan un papel determinante en el crecimiento anómalo de los diferentes componentes celulares que componen la glándula prostática.
  • La HBP es una preocupación de salud pública a nivel mundial y se cree que, por el aumento en la expectativa de vida, se constituirá en uno de los problemas de más importantes de este siglo.
  • En Estados Unidos se gastan más de 2.000 millones de dólares al año en atención de la enfermedad, la cual es la segunda causa más frecuente de cirugías en varones mayores de 65 años.

Alrededor de la próstata existen muchas especulaciones, entre ellas, que es el Punto G masculino y que los hombres que tienen una actividad sexual muy intensa durante su vida, desarrollan después de los 40 años cáncer en este órgano... pero nada de esto es cierto, al menos, no está demostrado científicamente.

Durante los primeros 40 años de vida difícilmente el hombre presenta trastornos en esta glándula, pero después de esta edad, y especialmente a partir de los 45 años, puede surgir una inflamación infecciosa, que se conoce como prostatitis; un crecimiento maligno que se conoce como Cáncer de próstata y, el crecimiento benigno, más no inofensivo, al que se le conoce como Hiperplasia Benigna de Próstata, que es el tema que nos interesa en esta ocasión y que sólo afecta a los hombres y a los perros.

Lo que sí es una realidad es que la Hiperplasia Benigna Prostática, (agrandamiento de la próstata) se constituye en la segunda causa más frecuente de intervención en hombres mayores de 65 años, en países como los Estados Unidos y es una de las principales causas de la aparición de problemas urinarios en varones de 50 años. Además, debido a la eliminación de numerosas enfermedades infecciones y el avance en el tratamiento de enfermedades cardiovasculares, hechos que han aumentado las expectativas de vida, la HBP será una de las enfermedades de mayor costo de salud a nivel mundial y uno de los más importantes problemas de salud pública del siglo XXI. (Boyle et al, 1991; Holtgrewe et al, 1996). Ya en 1990, seis de los países más desarrollados gastaron más de U$3.000 millones en costos de cirugía de HBP

Una glándula sinónimo de virilidad
La próstata es un órgano glandular y fibromuscular, tan pequeño como una nuez, que rodea la uretra (el canal a través del cual sale la orina hacia el exterior) y se ubica justo debajo de la vejiga, a medio camino entre el recto y la base del pene. Según el Dr. Safwan Escaf Barmadah, jefe de sección de Urología del Hospital Central de Asturias, en Oviedo esta glándula crece y se desarrolla de manera normal y continua en tres fases: La primera, desde el periodo embrionario y fetal hasta el nacimiento; la segunda, entre el nacimiento y el desarrollo puberal y la tercera, de la edad adulta hasta el inicio de la Hiperplasia benigna prostática conocida como HBP

"Por ser la encargada de producir el fluido viscoso que se mezcla con el semen durante el acto sexual, muchos hombres temen a las enfermedades que en ella se produzcan pero, aunque evidentemente su labor es fundamental para el aparato reproductor masculino, no quiere decir que una alteración en su funcionamiento necesariamente signifique problemas en el desempeño sexual", afirma el Urólogo Camilo Salazar. De los hombres a quienes se les practica una prostatectomía, por lo general el 40% padecerá de disfunción eréctil, así como el 50% de los hombres que sufran de una lesión en la columna

Molestias al Orinar: el Primer Síntoma
Cuando la próstata crece más de la cuenta comprime la uretra y provoca dificultad para orinar, pues no deja fluir correctamente este líquido. A esto se le conoce como Hiperplasia Benigna Prostática.

En consecuencia, la persona siente deseos frecuentes de entrar al baño, tanto en el día como en la noche y, en ocasiones, percibe esta sensación aún después de haber evacuado minutos antes. El chorro de orina es débil e intermitente y se puede presentar dolor con la micción y aumento del tamaño de la vejiga por la retención de la orina. El tener la próstata agrandada no representa un problema grave, a menos que se vuelva muy difícil orinar, o que la orina estancada cause infecciones de la vejiga o dañe los riñones.

Más de la mitad de los varones con 60 años y más del 90% de los que tienen edades que oscilan entre los 70 y 80 años presentan síntomas de HBP.

Claro está que esta enfermedad también puede desarrollarse sin que aparezca ningún síntoma. Por eso, es muy importante que todos los hombres mayores de 40 años se practiquen anualmente un chequeo con el urólogo para que le realice su historia clínica, un examen de tacto rectal, que es la prueba diagnóstica fundamental para establecer el tamaño y las características de este órgano y si el galeno lo considera necesario puede ordenar un estudio de flujo urinario que permite determinar la rapidez y condiciones con que fluye la orina. Algunas pruebas complementarias que le ayudan al especialista a dar un dictamen más acertado son los análisis de sangre y orina, ecografía, urografía intravenosa y el antígeno específico prostático.

Tratamiento, Vigilancia, Medicamentos o Cirugías: Prevenir evita la cirugía
Si la Hiperplasia se detecta en sus primeras fases, el tratamiento consiste en observar de manera frecuente al paciente para que el agrandamiento no llegue a oprimir la uretra. Pero si está en fases más avanzadas es necesario suministrar medicamentos, hoy en día muy efectivos, que actúan sobre la obstrucción de la uretra y alivian de inmediato los síntomas.

Anteriormente, era un tratamiento común la cirugía de próstata pero se ha demostrado que en la mayoría de los casos ésta es una afección que puede controlarse con medicamentos. Sólo en circunstancias extremas, cuando el agrandamiento de la próstata es grave, se hace necesario practicar una intervención quirúrgica para disminuir el tamaño de la glándula. Aunque investigaciones recientes han demostrado que en la mayoría de los casos, las próstatas agrandadas empeoran con el paso del tiempo. Tanto así, que los síntomas no desaparecen por sí solos.

Por esta razón se recomienda consultar con el especialista para descartar otras afecciones como un cáncer pues los síntomas pueden confundirse.

Safwan Escaf Barmadah, afirma "Los tratamientos orales para el control de esta afección han demostrado buenos resultados y pocos efectos secundarios. Por ejemplo, el Mesilato de doxazosina (Cardurán) es utilizado para el tratamiento de la obstrucción del flujo urinario y de los síntomas de Hiperplasia Benigna Prostática, aún en pacientes hipertensos, quienes han mostrado mejoría en ambas enfermedades. Este medicamento también ha demostrado un efecto positivo en la reducción de triglicéridos totales y de colesterol total."

Otra de sus ventajas es que puede administrarse en pacientes con insuficiencia renal, asma, diabetes, gota y hombres de edad avanzada. Al igual que todos los medicamentos, éste requiere de la evaluación y formulación médica.

Además de los tratamientos farmacológicos para quienes padecen de HBP es aconsejable no consumir antihistamínicos o descongestionantes puesto que pueden empeorar las molestias al orinar, no beber agua antes de ir a la cama y evitar el consumo de alcohol y bebidas con cafeína, ayuda a limitar las micciones, así como lavar el pene dos o tres veces al día previene las infecciones cuando se presenta goteo.

Si las molestias de una próstata agrandada duran más de dos semanas, consulte a su médico, él confirmará el diagnóstico y le explicará sus opciones.

 

*CONSULTE CON SU MÉDICO

EMPRESARIAL | TECNOLOGIA
SALUD | CULTURA
CONTACTENOS | PRINCIPAL

 

 

 

 

Todos los derechos reservados 2017 - Bogotá, D.C. - Colombia - Suramérica