INFORMAMOS.NETINFORMAMOS.NET - PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION
  PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION

NOVEDADES  EMPRESARIALES     -    TECNOLOGIA      -   SALUD     -    CULTURA      -   TELECOMUNICACIONES         -

Colombia                                                    2016

index_telecomunicaciones2_boton.jpg

index_tecnologia2_boton.jpg

index_empresarial2_boton.jpg

index_cultura2_boton.jpg

wpeF0.jpg (1167 bytes)

wpeED.jpg (1226 bytes)

index_turismo2_boton.jpg

index_principal3_boton.jpg

CONTACTENOS

INFORMAMOS.NET

Multimedios Publicitarios & Merchandising
boligrafos_promocionales.jpg
souvenirs_1.jpg

articulos_oficina1.jpg

INFORMAMOS.NET

llaveros_ppal.jpg

tarjeteros_ppal.jpg

wpeFF.jpg (3214 bytes)

paraguas_ppal.jpg

wpe107.jpg (3782 bytes)

wpe10E.jpg (1909 bytes)

INFORMAMOS.NET

Evite el sedentarismo y los malos hábitos:afectan su mente y su corazón. La inactividad física se considera uno de los mayores factores de riesgo en el desarrollo de la enfermedad cardiaca e incluso se ha establecido una relación directa entre el estilo de vida sedentario y la mortalidad cardiovascular

  • La falta de actividad, que suele ir acompañada por una mala alimentación y un mal descanso, desemboca irremediablemente en el deterioro del organismo y, en muchos casos, en una enfermedad crónica.
  • Una persona sedentaria tiene más riesgo de sufrir arteriosclerosis e hipertensión. Si a esto le sumamos algunos otros malos hábitos como el consumo de cigarrillo, las enfermedades respiratorias se incrementan.

El beneficio que trae realizar ejercicio físico va más allá de la simple vanidad pues, si bien es cierto que ayuda a controlar el peso corporal junto con una dieta adecuada, principalmente reduce el riesgo de tener enfermedades del corazón como la hipertensión arterial, ataques cerebrales, diabetes, colesterol alto y osteoporosis. Indiscutiblemente mejora la circulación de la sangre y el trabajo muscular.

La inactividad física se considera uno de los mayores factores de riesgo en el desarrollo de la enfermedad cardiaca e incluso se ha establecido una relación directa entre el estilo de vida sedentario y la mortalidad cardiovascular. Y las enfermedades cardiovasculares son enfermedades crónicas degenerativas, fuertemente asociadas a las condiciones de vida.

La calidad de vida puede irse deteriorando a medida que pasan los años, la capacidad de respuesta y de reacción ante los estímulos disminuye, además, se intensifican algunas disfunciones orgánicas: estreñimientos, várices, propensión a la inflamación de los órganos abdominales (provocada por distensión de los músculos debilitados de la pared abdominal) y sensación de fatiga.

Cambiando los malos hábitos
Un cambio en sus hábitos diarios puede reducir significativamente su riesgo cardiovascular: una alimentación equilibrada, ejercicio físico moderado y regular, no fumar y mantener bajo control los factores de riesgo, son la receta que su corazón necesita. No es difícil ni aburrido: es un estilo de vida activo y sano cuyos efectos van directo al corazón.

Fumar reduce la cantidad de oxígeno disponible para el corazón.
Aumenta la formación de coágulos en la sangre haciendo más probable un ataque al corazón o al cerebro.

Mantenga una actividad física
Caminar es un buen ejercicio, pero si desea realizar deportes o actividades programadas, el médico puede aconsejar la más adecuada para usted de acuerdo con su historia médica. Las actividades diarias aunque sean de intensidad moderada, pueden reportar beneficios a largo plazo. Además, le ayudan a manejar el estrés.

Mejore sus hábitos alimentarios
Siga los consejos del médico para cambiar su estilo alimenticio pues, no se trata de aguantar hambre sino de tener una buena alimentación y mantener el peso adecuado. Consuma frutas y verduras, evite la comida "chatarra" y básicamente consumir muchas calorías ya que aumentará de peso. Por último, no recurra a las dietas rápidas que generalmente suprimen de manera drástica el consumo de carbohidratos, proteínas o grasas desestabilizando su organismo. El exceso de peso aumenta el riesgo de diabetes y las enfermedades del corazón.

Deje de Fumar
nicorette_logo.jpg Si no puede dejar el cigarrillo, usted puede optar por diferentes terapias como la de reemplazo de nicotina. Los chicles o parches pueden ser una opción pues, controlan de una manera eficiente los niveles de nicotina en la sangre, las ansias y los síntomas de abstinencia. Además, el resto de los venenos del humo del cigarrillo (alquitrán y monóxido de carbono) quedan eliminados. Usted reduce el riesgo de enfermedad cardiovascular y pulmonar, evita el envejecimiento total y los problemas dentales y por último, mejora en general su salud y la de su familia.

Controle el Colesterol
El colesterol es una grasa blanda que se encuentra en todas las células del cuerpo y hace parte de un organismo sano. Sin embargo, las posibilidades de padecer un problema coronario crecen paralelamente al aumentar sus niveles. Periódicamente debe realizarse un control y bajar la concentración alta de grasas saturadas y colesterol, tales como la carne, la mantequilla, el queso y la leche entera. Las frutas, las semillas y los vegetales no contienen colesterol, tienen una baja concentración de grasas saturadas, y alto contenido en fibra y pueden ayudarle a bajar los niveles de colesterol en la sangre.

Recuerde que la actividad física es buena para el corazón y la mente. No olvide que existen muchas actividades que le pueden proporcionar bienestar, así que búsquelas bajo supervisión profesional, anímese y adelante.

VOLVER A PÁGINA PRINCIPAL

                                      

TELECOMUNICACIONES / EMPRESARIAL | TECNOLOGIA
SALUD | CULTURA
CONTACTENOS | PRINCIPAL

 

 

 

[bottom.htm]