INFORMAMOS.NETINFORMAMOS.NET - PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION
  PARA QUIENES VIVEN LA INFORMACION

NOVEDADES  EMPRESARIALES     -    TECNOLOGIA      -   SALUD     -    CULTURA      -   TELECOMUNICACIONES         -

Colombia                                                    2016

+index_telecomunicaciones2_boton.jpg

index_tecnologia2_boton.jpg

index_empresarial2_boton.jpg

index_cultura2_boton.jpg

wpeF0.jpg (1167 bytes)

wpeED.jpg (1226 bytes)

index_turismo2_boton.jpg

index_principal3_boton.jpg

CONTACTENOS

INFORMAMOS.NET

Multimedios Publicitarios & Merchandising

boligrafos_promocionales.jpg

souvenirs_1.jpg

articulos_oficina1.jpg

INFORMAMOS.NET

llaveros_ppal.jpg

tarjeteros_ppal.jpg

wpeFF.jpg (3214 bytes)

paraguas_ppal.jpg

wpe107.jpg (3782 bytes)

wpe10B.jpg (3070 bytes)

wpe10C.jpg (2273 bytes)

wpe10E.jpg (1909 bytes)

wpe110.jpg (2206 bytes)

wpe114.jpg (2111 bytes)

wpe116.jpg (1755 bytes)

wpe119.jpg (1412 bytes)

mpm_set_dardos_ppal

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

INFORMAMOS.NET

La Leucemia Mieloide Crónica, desconocida y mortal. Personas de todas las edades pueden padecer la LMC, sin embargo se hace mas frecuente a medida que la edad aumenta

  • La Leucemia Mieloide Crónica es una enfermedad cancerosa adquirida (no heredada) de una célula madre en la médula ósea produciéndose gran cantidad de glóbulos blancos.
  • Personas de todas las edades pueden padecer la LMC, sin embargo se hace mas frecuente a medida que la edad aumenta.
  • En Europa y en Estados Unidos, la incidencia de la LMC es entre 1 a 2 casos por cada 100,000 personas por año.
  • El promedio de edad de pacientes con LMC es 53 años (varía entre 45 a 55 años), entre los cuales entre el 12% y el 30% son pacientes con 60 años o más.
  • Aproximadamente 10% de los pacientes son niños y adolescentes menores de 20 años. Esto significa la presencia de aproximadamente 400 - 800 pacientes con diagnóstico de LMC por año en Colombia (incidencia); y la existencia de aproximadamente 1600 - 3200 pacientes con esta enfermedad en Colombia (prevalencia).

La Leucemia Mieloide Crónica es una enfermedad adquirida (no heredada) de una célula madre en la médula ósea. Es una enfermedad cancerosa en la cual se producen muchos glóbulos blancos en la médula ósea. La médula ósea es un tejido esponjoso que se localiza dentro de los grandes huesos del cuerpo. Ella es la encargada de producir glóbulos rojos (células que transportan el oxígeno de los pulmones a todos los tejidos del cuerpo), las plaquetas (forman coágulos sanguíneos) y los glóbulos blancos (combaten las infecciones).

Normalmente todos los elementos celulares de la sangre provienen de la diferenciación de unas células madres llamadas blastos. Estos blastos son los que están afectados en los pacientes con leucemia mieloide crónica y leucemias agudas. En la leucemia mieloide crónica estos blastos tienden a madurar hacia unas células llamadas granulocitos, pero a medida que la enfermedad progresa pierden esa capacidad de diferenciación, y son estos blastos los que van a predominar, semejando una leucemia aguda.

Sangre y Médula Ósea
La sangre está compuesta por plasma y células que están flotando en el plasma. El plasma es básicamente agua en el que se encuentran sustancias importantes para el organismo humano.

Estas sustancias son proteínas, minerales, hormonas, vitaminas, y anticuerpos. Las células son los glóbulos rojos, las plaquetas y los glóbulos blancos (neutrófilos, eosinófilos, basófilos, monocitos linfocitos).

En el 95 % de los pacientes con LMC las células leucémicas tienen en su material genético la presencia de un cromosoma anormal, llamado cromosoma Filadelfia.

Las leucemias pueden ser agudas (cuando progresan rápidamente con muchos blastos inmaduros) ó crónicas (cuando progresan lentamente, a través de años con células cancerosas de apariencia madura).

¿Cuáles son los síntomas de la LMC?
La LMC progresa lentamente y ocurre principalmente en adultos de mediana edad y mayores; aunque también se puede presentar en niños. En las primeras etapas de la LMC el paciente puede no presentar síntomas de cáncer. Cuando los síntomas aparecen estos son: fatiga, falta de energía, palidez de la piel causada por la anemia, fiebre, sudoración excesiva, perdida de peso, intolerancia al calor, inapetencia y dolor y/o masa en la parte superior izquierda del abdomen (que corresponde a un crecimiento del bazo). La esplenomegalia (crecimiento del bazo, el cual es un órgano que filtra la sangre) es uno de los signos más frecuentemente encontrado.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?
Una vez el paciente acude al médico por presentar algún síntoma, éste ordena exámenes de sangre para contar los diferentes tipos de células de la sangre (cuadro hemático). Usualmente en el resultado se encuentra aumento en el recuento de glóbulos blancos con aparición de formas inmaduras (que normalmente no aparecen en la sangre). La mayoría de los pacientes son identificados por los hallazgos en el cuadro hemático. Entonces el médico solicita más exámenes como el recuento celular en la médula ósea (mielograma), y la biopsia de médula ósea.

Estos procedimientos se realizan con agujas especiales que se introducen en los huesos (casi siempre en la parte posterior de la pelvis), y las muestras son examinadas al microscopio. Simultáneamente se toman muestras para estudios genéticos (cromosomas) en búsqueda del cromosoma Filadelfia.
De esta manera el médico puede con mucha mayor precisión determinar si el paciente cursa con leucemia, que tipo de leucemia y planea un tratamiento.

¿Qué es el cromosoma PH?
El cromosoma Filadelfia (Ph) es un cromosoma 22 corto (nombrado así por ser Filadelfia la ciudad donde se reportó por primera vez su caracterización), que surge como resultado de una translocación recíproca (intercambio de material genético entre dos cromosomas, en el cual no hay pérdida de material genético) entre los cromosomas 9 y 22. El cromosoma Ph se encuentra en aproximadamente el 95% de los pacientes con LMC y está considerado como el origen de la enfermedad. El cromosoma Ph también se encuentra entre el 15% y el 30% de los pacientes adultos con leucemia linfoide aguda (LLA) y en el 5% de los niños que la padecen.

Dos por ciento de los pacientes con LMA (Leucemia Mieloide Aguda) también tienen el cromosoma Ph-positivo.

¿Cual es el principal objetivo terapéutico en LMC?
El principal objetivo sería la curación de la enfermedad. La única opción terapéutica curativa de la LMC es el Trasplante Alogénico de Médula Ósea, pero desafortunadamente el trasplante está disponible para aproximadamente solo el 10% de los pacientes con LMC (en parte por la edad de los pacientes [mayores de 50 años], por la disponibilidad de donante [la posibilidad de tener donante es del solo el 25% si uno tiene hermanos] y por el estado de la enfermedad [los beneficios del trasplante se ven en pacientes en fase crónica]). Además hay que tener en cuenta la morbilidad (efectos adversos importantes; en algunos casos es cambiar una enfermedad por otra) y la mortalidad relacionada con el trasplante (la mortalidad es de cerca del 30%).
   
Por tal razón en este momento el principal objetivo terapéutico en los pacientes con LMC es la supervivencia global con muy buena calidad de vida. Se sabe que la supervivencia global se relaciona de manera directa con el logro de respuesta citogenética (desaparición del cromosoma Filadelfia). Más del 70% de los pacientes con LMC con respuesta citogenética completa sobreviven más de 10 años; lo cual es significativo si se compara con tan solo un 10% para los que no logran este tipo de respuesta citogenética. Así el objetivo terapéutico mas importante de la terapia de un paciente con LMC es lograr Respuesta Citogenética Completa lo más pronto posible.

Sin lugar a dudas y desde su aparición el imatinib* (GLIVEC) ha cambiado la manera de tratar esta enfermedad y la manera como se enfoca el tratamiento del cáncer en general. A partir del conocimiento de los mecanismos responsables del origen de la LMC se construye esta molécula que inhibe directamente la alteración encontrada en este tipo de cáncer.

Desde enero de 2003 imatinib* está aprobado por el INVIMA como terapia de primera línea de la LMC y posteriormente recibe aprobación para el uso en población pediátrica mayor de 3 años.

Imatinib es igualmente efectivo en fases avanzadas de la enfermedad y prolonga la supervivencia de los pacientes con LMC en fase acelerada y mejora la calidad de vida de los pacientes con LMC en crisis blásticas.

En conclusión imatinib es una terapia molecular dirigida al defecto específico de la LMC, que es altamente efectiva en todas las fases de la enfermedad y que ha superado los resultados vistos con las terapias antes consideradas como estándares de tratamiento de la LMC. Es el fruto de años de investigación en el conocimiento biológico de la enfermedad con la identificación del cromosoma Filadelfia hace más de 30 años y de los ensayos clínicos en los últimos 4 años. Está aprobado para el tratamiento de novo de la LMC.

Evolución y expectativas de vida de pacientes con LMC
En general la expectativa de vida es de 3-5 años con quimioterapia. Hay pacientes con sobrevivencias superiores a los 10 años con tratamiento quimioterápico. Cada fase de la LMC tiene una expectativa de vida diferente; a medida que la enfermedad progresa hacia una etapa mas avanzada, la expectativa de vida disminuye.

Fase Crónica:
Esta fase es prácticamente el comienzo de la enfermedad, con frecuencia dura entre 4 a 6 años. Pero eventualmente los pacientes empiezan con etapas más avanzadas que son considerablemente más cortas. En esta etapa hay muy pocas células blásticas en sangre y médula ósea. El paciente puede no tener síntomas.

Fase Acelerada
Esta fase esta en ocasiones definida como una etapa de transición, usualmente caracterizada por un empeoramiento del recuento sanguíneo (respuesta hematológica) y una mayor proporción de refractariedad a la quimioterapia.
La fase acelerada suele durar aproximadamente 1 año, después de la cual los pacientes avanzan hacia la fase terminal; fase blástica. Entre el 25% y el 40% de los pacientes pasan directamente de la fase crónica a la acelerada.

Fase blástica
Esta fase está caracterizada por la presencia de mas del 30% de células blásticas progenitoras inmaduras ya sea linfoides (un tercio de los casos) o mieloides (dos tercios de los casos) en la sangre o en la médula ósea. Esta fase usualmente dura entre 3 a 6 meses y es letal. En el diagnóstico, el 85% de pacientes se encuentran en la fase crónica; de hecho, entre el 40% y el 50% de los pacientes son asintomáticos y su enfermedad es identificada en exámenes de sangre de rutina. Algunos pacientes presentan síntomas como fatiga, pérdida de peso, hemorragias y "bazo".

¿Qué tan común es la LMC y a quienes afecta?
Personas de todas las edades pueden padecer la LMC, sin embargo se hace mas frecuente a medida que la edad aumenta. En Europa y en Estados Unidos, la incidencia de la LMC es entre 1 a 2 casos por cada 100,000 personas por año. El promedio de edad de pacientes con LMC es 53 años (varía entre 45 a 55 años), entre los cuales entre el 12% y el 30% son pacientes con 60 años o mas; aproximadamente 10% de los pacientes son niños y adolescentes menores de 20 años. Esto significa la presencia de aproximadamente 400-800 pacientes con diagnóstico de LMC por año en Colombia (incidencia); y la existencia de aproximadamente 1600 - 3200 pacientes con esta enfermedad en Colombia (prevalencia).

EL ADECUADO Y PERTINENTE CONTROL MÉDICO PUEDE AYUDARLE A PREVENIR ENFERMEDADES QUE COMO LA LEUCEMIA MIELOIDE CRÓNICA SON PARA LA GRAN MAYORÍA DESCONOCIDAS Y MORTALES.



* Es un medicamento. ¡Consulte con el especialista!

TELECOMUNICACIONES / EMPRESARIAL | TECNOLOGIA
SALUD | CULTURA
CONTACTENOS | PRINCIPAL

 

 

 

[bottom.htm]